Viajes de trabajo vs Tiempo en Familia

By
Published in Estilo de Vida

Son muchos los cargos u ocupaciones que requieren que una persona se desplace a otras ciudades o países para poder cumplir con las obligaciones adquiridas. Los llamados viajes de trabajo o negocio son inevitables. Sin embargo, estos no tienen que ser traumáticos para el resto de los integrantes de la familia, si el viajero demuestra que siempre está pensando en ellos.

En un mundo tan agitado como el nuestro, los viajes de trabajo tienden a generar efectos en las relaciones cercanas. Incluso podrían ser perjudiciales para la vida familiar si los cónyuges y los hijos se sienten abandonados. A veces se hará necesario lidiar con sentimientos de culpa, la soledad o el resentimiento. Este es un reto que los padres de familia deben aprender a afrontar.

Según un estudio de ‘The Financial Times’, puede ser muy problemático para un ejecutivo el regreso a casa después de un viaje, ya que los sentimientos reprimidos pueden ser puestos en libertad, tanto el bien como el mal. Ante la ausencia de un padre de familia, los niños están muy contentos de verlo cuando regresa a casa, pero también pueden tener formas de expresar su descontento durante sus ausencias. Una forma de mostrar su disgusto es cuando hacen caso omiso a lo que él dice, o prefiriendo a su madre.

Viajes de trabajo vs Tiempo en Familia

En el caso de las parejas con problemas conyugales, los viajes de trabajo representan un escape necesario para ellos. “Cuando las cosas están tan mal, es agradable estar en otro continente y pretender que nada de esto está sucediendo. Es como su propio pequeño mundo que le pertenece a usted cuando no es un esposo o padre”, señala un ejecutivo del estudio. Sin embargo, para algunas mujeres resulta muy dañina la ausencia de su cónyuge en medio de los problemas, ya que aumenta la distancia emocional entre ambos.

Pero como dijimos, los viajes de negocios no tienen por qué convertirse en un problema familiar o conyugal. Atiende estas sugerencias que te ayudarán a mantener la estabilidad de tu hogar, combinando de manera inteligente negocios y familia:

Con tu esposa o compañera sentimental: Ten una conversación honesta acerca de cómo se está sintiendo ella realmente. Conoce sus emociones y así evitarás imaginar situaciones sobre cómo están haciendo frente a esa separación. Ante la cercanía de un viaje de trabajo ¿acostumbran hacer compromisos para que ambos se sientan considerados? Si no lo haces, es hora de empezar. Es importante que tu cónyuge vea tu disposición de ‘compensar’ el tiempo que pasarán alejados el uno del otro. No con cosas regalos materiales sino con tiempo de calidad, atenciones, entre otros.

Viajes de trabajo vs Tiempo en Familia

Con los niños: Conversar con ellos sobre tu próximo viaje puede ser difícil, pero si evitas esta charla, empeorarás las cosas. Los niños se sentirán abandonados según su propia imaginación. Según Barbara Segal, psicoterapeuta infantil, “el niño puede preguntarse ¿se preocupa por mí?, ¿se ha olvidado de mí?, ¿está haciendo algo mucho más agradable lejos de mí?”.

Por eso debes esforzarte en comunicarle cuánto los amas, los valoras y sobre todo cuánta falta te harán durante tu ausencia de casa. Si un niño está seguro de tu amor, se preocupará menos durante tus viajes. Otras cosas que puedes hacer para aliviar esa angustia potencial en los niños son:

  • Prepara a los niños antes del viaje. Cuéntales cuándo piensas viajar, hacia dónde y cuándo volverás. Recuerda que ellos pueden sentir como si perdieran a su padre y también sentirse enojados.
  • Durante tu ausencia, mantén comunicación regular con tus hijos, ya sea por teléfono o video-llamada. Sobre todo mantente en contacto para eventos importantes para ellos, como exámenes o eventos escolares.
  • Desde la distancia habla con los niños sobre cómo se sienten, y recuérdales que el viaje va a ser largo, si ese es el caso.
  • Planea y conversa con ellos sobre compartir juntos un tiempo especial a tu regreso. Esto generará expectativas positivas y atenuará un poco la tristeza o el enojo que pueda provocarles tu ausencia.

Si te ha gustado este artículo, déjanos tu opinión…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Valoración*