¿Durmiendo mal? Esto es lo que pasa en tu organismo

La rutina diaria de muchas personas hace que resten importancia al tiempo que dedican para  descansar. Pero tal vez no saben que dormir menos de seis horas al día, durante una semana, produce cambios en más de 700 genes del cuerpo. La Organización Mundial de la Salud (OMS) establece que un adulto debe dormir entre 7 y 8 horas cada noche para mantener un buen estado físico, mental y emocional.

Estudios recientes han demostrado que quienes duermen menos de seis horas, tienen un mayor riesgo de morir. Solo después de una noche, las personas que duermen poco, presentan pérdida de parte su tejido cerebral. Siguiendo otras investigaciones sobre el tema, el diario The Huffington Post señala los siguientes efectos de no dormir lo suficiente:

Después de una noche: 

Menor concentración y problemas de memoria. No descansar lo suficiente afecta tu capacidad de concentración y te hacen más olvidadizo, algo nada bueno para quienes estudian o deben retener conceptos.

Ansiedad y hambre excesiva. La falta de sueño provoca una tendencia a comer abundantemente y a elegir comida ‘chatarra’, incluso cuando no tienes hambre.

Más riesgos de tener un accidente. Dormir menos de seis horas triplica la probabilidad de tener un accidente mientras se conduce con sueño, pues disminuye tu coordinación ocular. Además te hará más torpe.

¿Durmiendo mal? Esto es lo que pasa en tu organismo

Pérdida del tejido cerebral. Una solo una noche sin dormir puede ocasionar pérdida del tejido cerebral, ya que los niveles de la sangre de dos moléculas cerebrales aumentan, por lo general debido a un daño cerebral.

Aspecto físico decaído. Cuando duermes menos de lo necesario, tu aspecto físico desmejora y tu rostro transmite cansancio. Con el pasar del tiempo el efecto empeora porque tu piel envejece.

Menos inmunidad. Un buen descanso hará fuerte tu sistema inmunitario. Por el contrario, dormir menos de 7 horas es un alto riesgo de padecer gripe, según estudio realizado por la Universidad Carnegie Mellon.

Alteración de las emociones. Dormir mal hace que las regiones emocionales del cerebro estén más activas en un 60%, lo que ocasionaría reacciones inadecuadas y descontroladas, según un de la Universidad de California y la Escuela Médica de Harvard.

Después de un tiempo…

Obesidad. No dormir bien durante un largo tiempo, puede hacerte más propenso a padecer de obesidad, ya que hormonas que regulan el apetito como la grelina y la leptina, cambian drásticamente sus niveles.

Mayor riesgo de derrame cerebral. Especialmente para los adultos y los ancianos.

Aumenta riesgo de padecer cáncer. Quienes duermen menos de seis horas tienen doble riesgo de padecer pólipos colo-rectales, que podrían llegar a ser malignos. La falta de sueño también es relacionada con el cáncer de mama.

Diabetes. Un sueño deficiente se relaciona además con enfermedades crónicas como la diabetes tipo II, ya que hay menor sensibilidad a la insulina, según estudio del Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades.

¿Durmiendo mal? Esto es lo que pasa en tu organismo

Afecciones cardiacas. De acuerdo a un estudio de Harvard Health Publications, el mal dormir se relacionaría con una presión sanguínea elevada, la obstrucción de las arterias y fallas cardíacas.

Menos espermatozoides. Descansar poco, podría afectar tu fertilidad. Un estudio publicado en el American Journal of Epidemiology mostró que un 29% de los jóvenes que sufrían alteraciones del sueño, tenía menos concentración de esperma en su semen.

Se incrementa el riesgo de morir. Las personas que duermen menos de seis horas tienen un mayor riesgo de morir. Así lo demostró un estudio de la Revista Sleep que analizó los hábitos de 1.741 hombres y mujeres.

Si te gustó este artículo, déjanos tus comentarios…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Valoración*