Verrugas genitales o condilomas (VPH) en el hombre

By
Published in Salud

Las verrugas genitales son causadas por el Virus del Papiloma Humano (VPH), una infección de transmisión sexual altamente contagiosa, que afecta a hombres y mujeres por igual y que podría derivar en cáncer. También llamadas ‘condilomas’, estas verrugas suelen ser muy molestas y pueden aparecer en los genitales, el ano, e incluso en la boca o garganta.

En general, todas las verrugas de nuestro cuerpo son causadas por el VPH, un virus que está presente en más del 75% de las personas, en algunas de forma activa y en otras inactiva. Pero aun en este último caso, es posible contagiar los condilomas o verrugas genitales a través del contacto sexual con una persona infectada. La mayoría de las personas que mantienen una sexualidad activa contraerán el virus y será mayor esta posibilidad si mantienen relaciones sexuales con varias parejas.

¿Cómo identificarlas?

Las verrugas genitales son masas suaves que se forman en los genitales o en la piel alrededor de estos, incluyendo el ano. También pueden aparecer en la boca, garganta y en el cuello uterino, en el caso de las mujeres. Pueden ser pequeñas, grandes, abultadas o planas y en ocasiones provocan sangrado en el área afectada. En el hombre, las verrugas pueden además tener forma de coliflor y, al igual que en las mujeres, el contagio puede darse a través de las relaciones sexuales genitales, anales y orales.

Algunos varones tienen un mayor riesgo de contagio si existen problemas de salud asociados a una baja en sus defensas debido al VPH. Y si además hay infección por VIH, los condilomas aumentarán en cantidad fácilmente. En varones homosexuales o parejas heterosexuales que practican sexo anal sin preservativo, pueden aparecer verrugas internas en el ano, que podrían derivar en un cáncer rectal, uno de los casos más críticos de esta enfermedad, además del cáncer cervicouterino que puede originar este virus en las mujeres.

Verrugas genitales o condilomas (VPH) en el hombre

Diagnóstico

El diagnóstico de las verrugas genitales producidas por el VPH, puede hacerse tras una revisión detallada de la zona genital u oral, hecha por un profesional de la salud. Si las verrugas son externas es más rápido el diagnóstico. En otros casos, como la parte interna del ano o el cuello uterino en la mujer, deben realizarse evaluaciones y pruebas médicas específicas para diagnosticar además un posible cáncer.

Científicamente se han comprobado unos 12 tipos de VPH altamente peligrosos. Por eso, si sospechas que tienes verrugas genitales y que podrías estar infectado por el virus del Papiloma Humano, visita inmediatamente a tu médico para que, en caso de infección, puedas iniciar un tratamiento lo antes posible.

¿Cuáles son los tratamientos?

No existe un tratamiento específico para las infecciones causadas por el virus del Papiloma Humano, y el virus no tiene una cura definitiva. Lo que sí se sabe es que en el 90% de los casos, el sistema inmunológico de las personas, logra ‘eliminar’ la infección en un periodo de 2 años. Sin embargo, en realidad el virus no se eliminaría del todo del organismo, sólo se haría indetectable, por lo que una persona infectada podría igualmente contagiar a otra.

Para tratar las verrugas en los genitales, se utilizan cremas especiales cuyo objetivo es intentar activar el sistema inmune en el área afectada. Esta es una solución antimicótica que frena la reproducción del virus. Las verrugas pequeñas también pueden eliminarse con tratamiento laser o por medio de congelación. Por último está la alternativa de la cirugía, que elimina las zonas donde está presente el virus.  No obstante, esta opción no impide que las verrugas vuelvan a aparecer después  de un tiempo. Por eso el mejor tratamiento será siempre la prevención.

Verrugas genitales o condilomas (VPH) en el hombre

¿Cómo prevenirlas?

La mejor forma de prevenir la aparición o contagio de las verrugas genitales causadas por el virus del Papiloma Humano, es cuidarte y cuidar a tu pareja, a través de una sexualidad sana y una adecuada comunicación íntima. El uso del preservativo protege en un 70% si el virus o los condilomas están en el pene o dentro de la vagina. Pero si tus genitales entran en contacto con cualquier otra zona infectada, te contagiarás con el virus.

Otra forma de reducir los riesgos de contraer el VPH y demás enfermedades relacionadas, es a través de una vacuna contra el virus, cuya efectividad ha sido probada para proteger a los hombres y mujeres de las verrugas genitales. Sin embargo, esta vacuna logra un mayor efecto si se aplica antes de tener relaciones sexuales por primera vez. Algunos países la están aplicando a los niños y niñas desde los 11 años de edad y a los adultos menores de 25 años.

Si este artículo te pareció útil, compártelo con alguien más o déjanos tus comentarios…

También puede interesarte:

                                                                                                                                                                                                   

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Valoración*