¿Eres asertivo en tus finanzas?

By
Published in Finanzas

A lo largo de nuestra vida nos enfrentamos a algunas situaciones que nos obligan a tomar decisiones trascendentales. Y es que cuando se trata de decidir sobre aspectos que nos afectarán a largo plazo, debemos ser muy selectivos para elegir la opción que más nos convenga y la que menos riesgo represente para nuestro bienestar o estabilidad. En esto consiste la asertividad.

En el área de las finanzas, la asertividad te permitirá velar por tus intereses y cuidar tu patrimonio de la mejor manera posible. De ahí la importancia que tiene hacer uso de esta herramienta para cumplir tus metas financieras y tus objetivos personales o de negocio. Para ello, es vital que evalúes constantemente lo que haces y la forma en que esto repercute en tu economía y en otras áreas de tu vida. A continuación algunos aspectos que debes considerar para lograr ser más asertivo:.

¿Eres asertivo en tus finanzas?

Aprende a decir ‘NO’: Cuando tienes un presupuesto definido para cubrir tus gastos fijos mensuales, y quizá también tus ahorros, debes considerar muy bien que adquirir un producto o servicio adicional, puede representar un desequilibrio en tus finanzas. Una forma de cuidar tu economía es pensar en el impacto que esa compra tendrá en tu presupuesto y en tu economía en general. Por eso, aprende a decir NO en casos como estos:

En tu vida personal: Es necesario y sano para ti, decir ‘no’ cuando te ofrecen un nuevo crédito, mediante cualquier producto o servicio que te haga endeudar, aun cuando no has terminado de pagar el que ya tienes. Es mejor esperar o desistir de un todo.

En tu vida familiar: Debes decir ‘no’ en aquellos casos en los que un integrante de la familia tenga algún requerimiento que no sea de primera necesidad. Incluso si deseas colaborarle, evita hacerlo si no es algo indispensable y puede postergarse. Así estarás cuidando tus finanzas y evitarás un desajuste en tu presupuesto mensual familiar.

En tu vida social: Definitivamente dile ‘no’ a la compra de artículos que desees con el objetivo de mostrar cierta imagen ante los demás. Puede que logres tu objetivo en un principio, pero te será difícil mantener esa imagen en el tiempo sin que tengas que endeudarte. Elige la prudencia y gozarás de la tranquilidad que te dan unas finanzas equilibradas y sin deudas.

Con tus amistades: Aprende a decir ‘no’ cuando tus amigos te inviten a algún plan de fin de semana que incluya gastos no previstos como: pasajes de avión, estadías en hoteles de lujo, tiempos en el spa o cenas en finos restaurantes. Si no cuentas con los fondos para ello, elige negarte a esa ‘invitación’, a menos que otra persona cubra todos tus gastos. De lo contrario, podrías dejar un considerable hueco en tu presupuesto mensual.

¿Eres asertivo en tus finanzas?

Otro caso en el que necesitarás decir ‘no’ a tus amigos, es cuando alguno te pide servirle de fiador para algún crédito o para la renta de una casa o apartamento. Debes hacer esto cuando sabes que ese amigo no tiene la solvencia suficiente para responder por dicho compromiso. Incluso si su economía es buena, sé prudente con este tipo de decisiones, pues cualquiera puede enfrentar una crisis y en ese caso serás tú quien deba responder por la deuda. “Con ansiedad será afligido el que sale por fiador de un extraño; mas el que aborreciere las fianzas vivirá seguro” (Proverbios 11: 15)

En tu vida laboral: Son muchos los compromisos o reuniones a los que quizá debas acudir con tus compañeros de trabajo o jefes. Algunos serán más sociales que empresariales, pero ten mucho cuidado con esas salidas a comer o a relajarte los viernes por la noche. Tu presupuesto mensual se afectará si cada fin de semana visitas los restaurantes o sitios de moda en la ciudad. Aprende a decir ‘no’ a estas ‘invitaciones’ y asiste sólo una vez al mes para hacer acto de presencia, o evítalas en su totalidad si tu presupuesto no te lo permite.

Por último, recuerda que la asertividad te será de gran utilidad en todas las áreas de tu vida. Si eres capaz de tomar buenas decisiones en tus finanzas, mostrando firmeza para cuidar tu presupuesto, serás capaz de administrar bien tu negocio y tus intereses familiares con prudencia, sabiduría y constancia en pro de tus objetivos.

Si te pareció de utilidad este artículo, compártelo con alguien más o déjanos tus comentarios…

También podría interesarte:                                                                                                                       

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Valoración*