El encanto de las bermudas (PARTE I)

By
Published in Moda

Una de las prendas masculinas que más miradas femeninas atrae, es la bermuda. Pocas prendas logran transmitir lo que una bermuda logra en pocos segundos. Desde una apariencia fresca y cómoda, pasando por la simplicidad, hasta un toque extrovertido o una muy buena autoestima.

En los países tropicales usar bermuda es casi una norma, debido a las inclemencias del clima. Pero esta prenda de vestir puede usarse en cualquier lugar del mundo y siempre serán más los beneficios para la apariencia del hombre que las desventajas. Por eso, conozcamos un poco más sobre las bermudas o pantalones cortos.

¿Cuándo empezaron a usarse?

Durante el siglo XX, la bermuda era una prenda que sólo usaban los niños en Europa y América. Estaban prohibidas para los adultos, así que al cumplir la mayoría de edad, todo joven debía prescindir de ellas, pues era contra la ley mostrar sus piernas. Luego, en los años 30 empezaron a utilizaron a utilizar bermudas las personas que realizaban algún deporte o actividad al aire libre, pero sólo lo hacían ocasionalmente ya que esto seguía siendo inapropiado para un adulto.

El encanto de las bermudas (PARTE I)

Después de la segunda Guerra Mundial, a modo de protesta y como signo de liberación, mujeres como hombres de muchos países de Europa decidieron llevar shorts durante el verano. Algunos soldados de países tropicales se unieron a la ‘moda hombre’ y empezaron a usar sus pantalones cortos. Aun así, el mundo no terminaba de aceptar que un adulto utilizara bermudas y lo veía como algo fuera de lugar.

En la actualidad las cosas han cambiado. Usar shorts o bermudas ha sido una moda que no sólo se estableció para el verano o los días calurosos. Hoy vemos en la calle hombres de todas las edades, luciendo sus bermudas y también sus piernas, mientras comparten con sus amigos, novias o esposas en ambientes tan variados que resulta difícil etiquetar esta prenda como reservada para ciertos lugares u ocasiones.

Sin importar si tienes piernas de atleta, si son muy gruesas o muy delgadas, o si tu piel es demasiado clara u oscura, usar una bermuda demuestra seguridad en ti mismo y comodidad con tu cuerpo, dos aspectos que toda mujer admira en un hombre. Así que no esperes más y sigue estas sugerencias para saber qué tipo de bermuda debes usar y de qué forma llevarla. Empecemos con los materiales:

Bermudas vaqueras o de Jean

Son las preferidas por los hombres debido a su versatilidad. Las más solicitadas son las clásicas de lavado medio y color azul índigo, con media vuelta en el bajo y un centímetro por encima de la rodilla. Son ideales para lograr una apariencia elegante o casual. Puedes combinarla muy bien con una camisa o un suéter. Usarlas con sandalias o con zapatillas como mocasines color marrón o beige. Un buen cinturón es un accesorio ideal para complementar tu bermuda. Si te gustan las chaquetas, también van bien con ellas. Y si eres amante de los sombreros, uno pequeño hará juego perfecto.

El encanto de las bermudas (PARTE I)

Si tus caderas son grandes o tienes los muslos muy anchos, usa siempre una bermuda holgada y evita la bermuda de jean, ya que esta marcará mucho el área de tus caderas y podrías verte apretado o poco atractivo.

Si no tienes bermudas en tu armario, pero tienes jeans largos que tal vez no usas mucho, puedes transformar esos jeans en unas modernas bermudas. Es muy fácil, sólo debes cortarlos a la altura indicada y tendrás un diseño nuevo para ir al cine o a la universidad, y además te ahorrarás algo de dinero.

Lea la segunda parte de este artículo en El encanto de las bermudas (PARTE II)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Valoración*