¿Ahorras para tu futuro?

By
Published in Finanzas

Desde que somos niños se nos habla de la importancia de ahorrar. Incluso lo practicamos por un tiempo para poder comprarnos un juguete, salir con los amigos al cine o al parque de diversiones. Cuando somos adultos ahorramos para poder viajar o comprarnos algún objeto anhelado. Estos son ahorros con un objetivo definido, y por lo general después de cumplir dicho anhelo, suspendemos el ahorro.

Y es que no todas las personas mantienen el hábito de ahorrar durante varios años de su vida. Quizá porque no piensan en la necesidad de crear un fondo para su futuro, y simplemente viven el día a día sin pensar en que en algún momento sus ingresos cesarán. Tal vez se conforman con la idea de que recibirán una pensión del Estado y dejan a un lado la posibilidad de obtener recursos financieros propios, para el momento de su retiro.

¿Ahorras para tu futuro?

Una buena opción sigue siendo el ahorro. Son muchas las razones que puedes encontrar para animarte a ahorrar para el futuro. Pero entre las más comunes tenemos: Comprar una vivienda, Fondos para emergencias y Fondo de jubilación. Asegura tu fututo siguiendo estas sugerencias:

Fija metas a largo plazo. Son aquellas que se desean lograr en un periodo de 5 a 10 años. Por ser tangibles, sentirás que estás trabajando para obtenerla y te ayudará a mantener la disciplina del ahorro. Estas metas pueden ser: estudios universitarios, la boda de tus hijos, comprar una casa, el fondo para jubilarte o cualquier otra meta que te propongas.

Registra todos tus gastos. Es importante que lleves un registro diario y exacto de tus gastos. A fin de mes, podrás revisar y definir dónde puedes comenzar a ahorrar y destinar ese dinero a tu cuenta de inversión.

Haz un presupuesto. Deberás elaborar y ajustarte a un presupuesto. Sólo así podrás conocer tu situación económica, tanto los ingresos que obtienes, como tus obligaciones financieras o deudas, y sabrás cuánto puedes ahorrar.

Define la forma de ahorrar. Una vez fijadas tus metas de ahorro y de definir tu presupuesto, define la mejor manera de acumular un fondo suficiente para cubrir tus gastos de manutención durante varios meses, como precaución en casos de emergencia. Una cuenta de ahorro te permitirá un fácil acceso a tu dinero, pero muchas veces no es muy productiva para tu economía. Tal vez entonces sea mejor realizar una inversión que te permita incrementar tu patrimonio.

¿Ahorras para tu futuro?

Busca asesoría. Solicitar la opinión de un experto en finanzas, te ayudará a elegir buenas inversiones y poner en marcha tu plan financiero. Selecciona cuidadosamente este profesional, pues es variada la oferta de servicios que ofrecen estos asesores a sus inversionistas.

Empieza hoy mismo. Es vital iniciar un ahorro preventivo desde joven. Ahorrar durante 20 o 30 años para tu jubilación, no es lo mismo que empezar a hacerlo a tus 40 o 50 años de edad cuando debas asignar un porcentaje mayor de tu ingreso para lograr tu jubilación.

Invierte a largo plazo. Usa estrategias de inversión a largo plazo, pues te ofrecerán una mayor rentabilidad financiera.

Depósito directo para ahorro. Si se te hace difícil mantener la disciplina del ahorro, existe una opción con la que podrás autorizar a una entidad financiera que retire de tu cuenta de nómina la cantidad específica que quieras ahorrar. Ese dinero entrará directamente a tu fondo de inversión.

Fondo de emergencia. Cuando ahorres, asegúrate de depositar tus fondos en una cuenta de ahorro convencional que te permita acceder a ellos de inmediato y sin sanciones financieras, en casos de emergencias.

Ahorrar para tu retiro con un porcentaje del ingreso bruto. Debes determinar el porcentaje de ahorro que necesitarás sobre tus ingresos para cumplir tus metas financieras. Debes evaluar tus objetivos, pero también el estado económico actual. El porcentaje de ahorro recomendado sobre tus ingresos es el 13%, basado en un cálculo para un individuo de 35 años que desea retirarse a los 65, con una inflación anual del 3% y un incremento sobre sus ingresos del 4%, y ganancias por inversiones del 10% de interés anual.

Recuerda asegurar desde hoy tu futuro económico. Esta debe ser una de las metas más importantes de tu vida si deseas una jubilación con estabilidad financiera, emocional y posibilidades de esparcimiento.

Si te gustó este artículo, déjanos tus comentarios…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Valoración*